Europa y la herencia de Trump

Trump

Charla con Eduardo Madina en Europa en Suma.

Con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, muy contra su voluntad, la gran cuestión es el futuro y las perspectivas de ese movimiento radical populista y ultrarreaccionario, de alcance mundial, que tiene al estruendoso empresario y expresidente como referente máximo.   

Al margen de sus posibilidades, reales o imaginarias, de volver a ser candidato en su país, al término de un retiro dorado de cuatro años en su mansión de Florida (nunca mejor dicho en este caso, pues el dorado, mejor cuanto más intenso y llamativo, es el color favorito y emblemático de Trump), el interés a partir de ahora estará en comprobar en qué medida las doctrinas y las formas políticas estimuladas o personificadas por él pueden sobrevivir y desenvolverse, en Estados Unidos y en el resto del mundo, sin su presencia al mando del país más poderoso de la Tierra. ¿Trumpismo sin Trump?   

2 MadinaPor lo que respecta a Europa, donde hay una significativa representación de líderes y partidos (algunos de ellos en el gobierno) que se muestran más cercanos a Trump y a sus mentores de referencia que a los ideales políticos social-liberales que inspiran y dan sentido a la Unión Europea, la preocupación más inmediata es el posible impacto que ese movimiento puede tener en los procesos electorales a la vista. A ello se refería Eduardo Madina (que fue el invitado en nuestra tertulia virtual dedicada a ese asunto: las redes del trumpismo en Europa), quien nos recordó que son ocho los países que celebran elecciones en este año 2021: Holanda, Alemania, Italia, Francia, República Checa, Bulgaria, Chipre y Hungría. Y eso en un año en que Europa pierde, por retiro, a uno de sus líderes fundamentales de este tiempo: Angela Merkel, una voz sólida, como subrayó Madina, nos dice adiós, y con ella, toda una forma de hacer política.

En la charla, el político socialista vasco (que acaba de abandonar su puesto en la consultora Kreab, en la que ha trabajado en los últimos años como director del área de Análisis y Estudios), se refirió al fenómeno Trump, como un producto de su tiempo, de la época actual: “Trump habría sido un fenómeno político imposible en los años 60, 70 u 80.”  Y en su opinión, la actual es una época de cambios trascendentales, como nunca en el pasado reciente: “estamos en un proceso de aceleración de toda una revolución tecnológica que multiplica el potencial de transformación que implicó en su momento la Revolución Industrial”.

Con esas transformaciones, Madina nos recordó que, en la próxima década, la mayor parte del crecimiento mundial se habrá concentrado en Asia, con China como eje y como líder inversor en tecnología avanzada. Así, Europa y España estarán entonces en el punto más lejano del que será el nuevo epicentro geopolítico y productivo, además de económico, comercial, demográfico… e incluso cultural.

Es en ese panorama de cambios dramáticos en el que Eduardo Madina enmarca la victoria de Trum hace cuatro años y el muy preocupante apoyo electoral con que ha contado en las últimas elecciones, pese a la esperanzadora victoria de Joe Biden.  La incógnita ahora es, como decíamos, cuál será la estela de influencia y de qué forma se irá adaptando o modulando el fenómeno desatado por Trump, que ha tenido “imitadores”, en Europa, en Brasil y en otras zonas del mundo, donde ha respaldado o estimulado procesos políticos contrarios a la democracia liberal, con argumentos nacional-populistas y técnicas basadas en los hechos alternativos o en lo que se ha dado en llamar… la era de la postverdad. 

3 BidenSe trataba de combatir contra la sociedad abierta y contra la pluralidad, y ese proceso ha tenido reflejos también en España, siempre con características propias junto con significativos elementos comunes. Todo ello, según Madina, es muy propio de la época actual, y no desaparece con la retirada a Florida de Donald Trump, que es “el jefe de todo esto”, en palabras del socialista vasco, quien, por otra parte, tiende a quitarle peso y trascendencia al argumento de que… “hay que comprender los miedos y las razones del votante de Trump”.  Madina deja muy claro que él comparte en cambio, y prefiere, las razones de los votantes de Joe Biden, es decir, los argumentos de quienes defienden las libertades, los valores democráticos y las sociedades mixtas y plurales, que han propiciado los avances hacia esa realidad que es hoy la Unión Europea, de la que él destaca, por ejemplo, lo acertada que ha sido, en general, su respuesta al desastre provocado por la pandemia del coronavirus.

4 TrumpY sobre Europa, Eduardo Madina considera que, además de una adecuada e imprescindible labor de regulación en medio de la revolución tecnológica en marcha, la Unión tiene como tarea urgente y trascendental, recuperar la industria productiva que en los últimos años se ha deslocalizado y transferido a China. Una defensa frente a las amenazas populistas es precisamente re-europeizar la producción en sectores estratégicos, recuperar los sectores productivos perdidos y favorecer y animar a las empresas, con medidas adecuadas, para que vuelvan a suelo europeo. Así dejaremos de depender tanto de China, un país que no es ni mucho menos un ejemplo a seguir.

Por lo demás, y a la pregunta de si el sistema de democracia liberal podrá responder a los grandes desafíos de la transformación tecnológica en marcha (entre otros, a la eliminación de puestos de trabajo que supondrá la implantación de la robótica en la producción), Eduardo Madina considera que podría… si quisiera, aunque a él le parece, a día de hoy, que no quiere, con lo cual cabría pensar que no podrá. La duda es si aparecerán “nuevos marcos laborales” capaces de sustituir los puestos de trabajo que desaparecerán con la revolución tecnológica en marcha y el desafío de los robots. Si no, los fundamentos de la democracia estarían en serio peligro.

Y en el campo de la política, en respuesta a las preguntas y comentarios de los socios y amigos de Europa en Suma, Eduardo Madina se quejaba de que a los líderes actuales (también a los españoles) no se les conoce un proyecto de país: un proyecto consistente, mínimamente estable y duradero y que no se contradiga.  También lamenta que se haya perdido el sentido del pacto político, y afirma que habría que recuperarlo para ese proyecto de país que él echa en falta. Porque se ha sustituido el pacto político por… la polarización y la guerra política. Y Madina sigue propugnando los acuerdos de Estado, los grandes acuerdos políticos que sirvan incluso para, “desde la izquierda, ayudar a la derecha en la frontera que tiene con la extrema derecha”.  También pide que las palabras y las promesas políticas tengan un poco más de validez, porque la mayoría de ellas parecen caducar en muy poco tiempo: apenas días.

5 MadinaEs más, el que fuera candidato a la secretaría general del PSOE en junio de 2014, defiende que la transición española sí se completó, y que España es una democracia plena, aunque en lo que respecta al poder judicial todavía “quedan cosas por hacer”, dice.  Y defiende que en política es importante saber renunciar (cosa que no hacen los actuales líderes españoles), para hacer posible el pacto. De hecho, considera que la transición española resultó un éxito gracias a una múltiple renuncia: la de Santiago Carrillo a la república, la de Felipe González al marxismo, la de Adolfo Suárez al Movimiento, y la de Fraga Iribarne al franquismo. Y a esas cuatro añade él… la renuncia a la independencia por parte de los partidos nacionalistas institucionales.

También fue consultado sobre la idea de la tercera España que ya impulsó Madariaga, y que en los últimos años se ha enriquecido con nuevos argumentos y con la recuperación de nombres como los de Clara Campoamor o Chaves Nogales. Y Madina aplaudió la idea, que para él es la idea, o el proyecto, de una España y un espacio público, sin dogmas, “con múltiples formas de entender la vida”, en el que tienen que caber todos y todos tienen que admitir que haya hueco y espacio para el que no piensa como uno. Según él, esa idea es la que ha hecho posibles cuarenta años de democracia en España. Y no debe perderse.

 

Pinit Fg En Rect Red 20
TOP