Elecciones europeas: Por Europa o contra Europa

IMG 20180902 WA0001No es un mal lema para estas elecciones. Es claro y conciso, y así lo planteó al inicio de su exposición el ex presidente del Parlamento Europeo, Enrique Barón, el pasado 31 de agosto en el Palacio de la Magdalena de Santander. Fue en la clausura del denso e interesante curso organizado por el Movimiento Europeo (M.E.), bajo el título de "2019 brexit y elecciones europeas. Una agenda crucial para el impulso de la UE", dirigido por el profesor Francisco Aldecoa Luzarraga, nuevo Presidente del Consejo Federal Español del M.E.

Una alternativa, en favor o en contra de Europa, que se vislumbra cada vez con mayor claridad ante los peligros, las amenazas a la consolidación del proyecto democrático europeo, fundamentalmente por el avance del llamado populismo xenófobo.

En la misma mesa del acto de clausura, junto a Enrique Barón, estuvo otro ex presidente español del Euro-parlamento,  José María Gil Robles, quien, pese a su visión sosegada,  templada por la experiencia, manifestó preocupación por el avance del "odio y la incomprensión -dijo-, cuando precisamente la UE es la reacción al paroxismo de odio que acabó de forma terrible en la Segunda Guerra Mundial".

No obstante, Gil Robles había iniciado la ponencia afirmando que: "Europa no va por mal camino. Va por su camino". Pero retomando el hilo opuesto a quienes predican y exigen el cierre de fronteras, la cavernización del continente, recordó más adelante una frase de Jean Monet, para acallar esas voces oscuras: "Europa no se hará de una vez, sino en un proceso que dé lugar a solidaridades de hecho". Porque, dijo Gil Robles, "crear solidaridades de hecho es construir la paz". Y añadió otra sentencia con idéntico mensaje, esta vez de Helmut Kohl: "La esencia de Europa es la solidaridad".

Brexit e inmigración: dos retos

Cartel UIMP 2018Como no hay dos sin tres, este curso cumplió el refrán y sentó en la mesa de la conferencia inaugural, el 29 de agosto, al tercer español, hasta el presente,  que fue presidente de la Euro-cámara, el actual Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell.

Dio una primera pincelada sobre las posibles implicaciones del Brexit en el caso Gibraltar, y encaró la cuestión de la salida británica, con el optimismo que ha coloreado prácticamente todas las intervenciones durante los tres días que ha durado este curso. "El Brexit, si se consolida, va a cambiar la estructura de la UE", pero, superadas las muchas dificultades que conlleva, considera Borrell que también "levanta un obstáculo para el avance hacia la unión política". Y, matizó, que aunque no son sólo los británicos lo que no quieren esa unión,  el Brexit debe servir para "clarificar lo que Europa quiere ser" y también, hay que tenerlo muy en cuenta "amputa a la UE en materias como la defensa y la seguridad", en las que los británicos son un peso fuerte. Este temor sería atenuado en otras intervenciones del curso, al recordar la sorprendente adhesión de Londres a la Fuerza de Intervención Europea propuesta por Macron. Precisamente Josep Borrell apunta en el haber del brexit, el obligar a París a "pasar del discurso francés al de la defensa común europea".

Y en esto, llegó Donald Trump

josep borrellRecordaba Borrell cómo el otro apoyo fuerte en la alianza defensiva, Alemania, considera, como apuntó su Ministro de Asuntos Exteriores, que "el discurso de Trump es una oportunidad para Europa" en materia de defensa.

Estados Unidos, con su actual Presidente, ve la defensa, dice el Ministro Borrell, "no como una cooperación entre estados, sino como una competencia entre empresas". Borrell considera que, en el momento presente, hay que "reinventar el multilateralismo" y dar entrada a países, como es el caso de los de Asia, que van a jugar un papel importante. "No podemos asistir impasibles a cosas que nos perjudican, como la ruptura del acuerdo nuclear con Irán".

La Inmigración, crucial en estas elecciones

La inmigración, lo estamos viendo, es un gran reto que mal gestionado, puede acabar con esta Europa. Por lo contrario, puede ser aprovechado para incrementar la cohesión y afianzar los principios de la Unión.

Para el Ministro español de Exteriores, no es un asunto que se arregle con dinero; o no sólo con dinero. Porque, "hay una raíz sociocultural", asegura.

La solución Salvini, la xenófoba, se basa exclusivamente en el cierre de fronteras. Y tiene el apoyo de Donald Trump, lo que ya es significativo, porque Trump apuesta claramente contra la Unión Europea. Recordemos el lema de Enrique Barón, "Por Europa o contra Europa" y veremos quiénes están en cada campo de esta batalla electoral. "Italia ha tenido una reacción consecuencia de que ha sentido que la hemos dejado sola -añade el ministro-. Eso hay que reconocerlo".

La solución que propugna España y Portugal y Francia y...la llama Borrell, del "realismo moral". Una combinación entre realismo, porque "las sociedades europeas no están preparadas para una entrada masiva", y la moralidad: la gente que intenta llegar a Europa huyendo de la guerra, del hambre, de las violaciones de los derechos humanos de sus países, muere en el camino, se ahoga, sufre. Por lo que se plantea una doble acción: regular y canalizar esos flujos y ayudar, invertir en el desarrollo en los países de origen.

"El Acuerdo de Dublín -que los países del Sur, solucionen el problema- murió en Valencia con la llegada del Aquarius", dice Borrell. Y nació una nueva visión: "El problema hay que solucionarlo entre todos. La inmigración tiene que ser gestionada de forma polivalente", añade. "Y este es el tema que dominará las elecciones europeas", concluye para este apartado.

España debe jugar un papel importante en la nueva visión de las relaciones Norte-Sur en el Mediterráneo. "En el ministerio estamos trabajando en un Plan África".

"En el debate de las elecciones estará el avance del populismo y la extrema derecha".

Los problemas, los retos que se plantean, son también una oportunidad para una Europa más soberana. Y afortunado euro, cuya existencia nos ayudará  a alcanzar la "soberanía estratégica".  Así concluyó Borrell.

Visión optimista. O cómo los problemas son una oportunidad

Si hablamos de optimismo, en el Movimiento Europeo tenemos que hacer mención, siempre, al profesor Francisco, Patxi, Aldecoa, para quien, la partida del Brexit está ganada del lado de la UE. "O Europa da el paso hacia el federalismo y se consolida o el proyecto se atasca y dejamos de tener incidencia en el orden internacional", dijo el Presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo.

Para Aldecoa, en el Brexit, igual de complicada fue la integración británica, como será la salida. "Y hay cosas que no se van a poder separar", dijo.  En su optimismo razonado, Aldecoa vaticinó que "habrá salida pactada, pero el vínculo de seguridad y defensa no se va a disolver". Recordó la nueva Fuerza de Intervención Europea en la que entran G.B. y Dinamarca y contó cómo la base de Rota ha dejado de ser una base de los EE.UU para pasar a ser Cuartel General en el Sur de la UE y, desde marzo próximo, sede de la Operación Atalanta.

El Brexit dará y ya está dando, según Aldecoa, mayor cohesión a la UE. Mientras en Gran Bretaña, el resultado del referéndum ha provocado una profunda sima social y política, los 27 se presentan unidos en la negociación; exactamente lo contrario de los vaticinios que daban por segura la implosión de la UE tras el Brexit.

El nuevo (de nuevo) representante de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, coincide en que "el Brexit y los populismos" y la inmigración masiva, junto a la crisis económica de la que aun estamos saliendo, son los "problemas no previstos que inciden en la integración europea".  Sobre la inmigración, Fonseca muestra que es algo con lo que debemos convivir. "África está explosionando", dice. La población africana se va a triplicar. Sólo Nigeria, tendrá en 2050, entre 700 y 800 millones de habitantes. Los nigerianos vienen hacia Europa, pero no solamente. En 2017, cruzaron el Atlántico para llegar a Canadá, vía Florida, 50.000 nigerianos.

El curso del Movimiento Europeo en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo dio, este año, para esto y mucho más. Y nos dejó este sabor entre preocupado y optimista. Si trabajamos bien, Europa y el mundo pueden ser un poco más habitables. Amén.

 

 

  

  

 

TOP