La imagen de España ¿Es lo que parece?

Para la opinión pública internacional, España es un país simpático y nada conflictivo, con gente agradable que disfruta de la vida en un bello entorno donde se puede disfrutar de experiencias atractivas de ocio, cultura, gastronomía y entretenimiento. Por eso nuestro país figura en los primeros puestos de países mejor valorados, por delante de sus más importantes socios europeos. Eso es lo que se concluye de los estudios de opinión que maneja el Real Instituto Elcano, según expuso su investigador principal, Ignacio Molina, en la tertulia de Europa en Suma sobre “La imagen de España ¿Es lo que parece?” celebrada online el jueves 8 de abril.

Previamente, el investigador recalcó la importancia de distinguir entre opinión pública general y la visión de las élites políticas o intelectuales. Mientras analistas y periodistas tienen la percepción de que la imagen de los países cambia a la par que los acontecimientos, para la ciudadanía en general la imagen de un país es muy difícil de cambiar porque está muy asentada a lo largo del tiempo. Por ello —aclaró Molina— en los estudios del Real Instituto Elcano “no preguntamos a élites, no tenemos un panel de élites“.

Debate sobre la nueva PAC en Europa en Suma

La famosa PAC (Política Agrícola Común) es la política más vieja de la Unión Europea (UE) y seguramente la más antigua desde que se fundó», dijo con ironía Tomás García Azcárate, vicedirector del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC. Así abrió el último debate de Europa en Suma, celebrado el pasado día 8 de marzo. Recordó dos estigmas -«pecados », dijo- que la PAC arrastra desde sus inicios: excedentes productivos y subvenciones caóticas.

Bruselas propone el paso « de una política de obligación de medios a una de resultados según objetivos marcados por la UE», aunque éstos apunten unánimente a un desarrollo sostenible que habrán de definir después cada uno de los Estados miembros. Ellos tendrán que elaborar su propio plan estratégico destinado a cumplir los objetivos comunes. Para ejecutar esa PAC compleja, advirtió Azcárate, España tendrá que que contar con los equilibrios regionales, donde asoman la sombra de las competencias y de las disputas entre territorios.

Una respuesta europea y federal a la crisis

 

Andreu Missé destaca la importancia excepcional de los fondos europeos de ayuda frente a la crisis

Parece claro que todo lo que se diga sobre la trascendencia del Fondo Europeo de Recuperación de la UE y su significado en relación con la historia de la construcción europea, estará más que justificado y probablemente se quedará corto. Lo aprobado por los líderes de la Unión en julio del pasado año marca rotundamente, y más allá de las frases hechas, un antes y un después.

Para Andreu Missé, una de las figuras más destacadas del periodismo económico en España y una autoridad en lo que respecta a la Unión Europea, la puesta en marcha de ese fondo es un verdadero salto cualitativo en la integración de Europa. Es más: el hecho de que sea la Unión en su conjunto la que se endeuda con este nuevo fondo, y no los estados separadamente y cada uno por su lado, es algo tan nuevo e insólito que hay que saludarlo como “puro federalismo, como dijo el propio Missé en el arranque de la Tertulia de Europa en suma dedicada a este asunto.

Europa y la herencia de Trump

Charla con Eduardo Madina en Europa en Suma.

Con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, muy contra su voluntad, la gran cuestión es el futuro y las perspectivas de ese movimiento radical populista y ultrarreaccionario, de alcance mundial, que tiene al estruendoso empresario y expresidente como referente máximo.   

Al margen de sus posibilidades, reales o imaginarias, de volver a ser candidato en su país, al término de un retiro dorado de cuatro años en su mansión de Florida (nunca mejor dicho en este caso, pues el dorado, mejor cuanto más intenso y llamativo, es el color favorito y emblemático de Trump), el interés a partir de ahora estará en comprobar en qué medida las doctrinas y las formas políticas estimuladas o personificadas por él pueden sobrevivir y desenvolverse, en Estados Unidos y en el resto del mundo, sin su presencia al mando del país más poderoso de la Tierra. ¿Trumpismo sin Trump?   

África, tan lejos y tan cerca

La tertulia de Europa en suma, sobre las dificultades del Pacto de emigración y asilo, con Esther Pozo-Vera, coordinadora de países vecinos y asuntos mediterráneos en la Comisión Europea. Esta vez, como marcan los tiempos pandémicos, no hacemos la tertulia de manera presencial, sino a través de Zoom.

En primer lugar, los datos y las previsiones, con toda su crudeza: África, que tiene hoy casi 1.200 millones de habitantes, doblará su población hasta los 2.400 millones en 2.050. El 40% de su población tiene hoy menos de 15 años.

Para atender a esta explosión sin precedentes no hay o difícilmente puede haber un crecimiento económico de varios dígitos que pueda satisfacer las necesidades más elementales de la población.

Buenos días, BMW. Estamos confundidos, crece el estado de malestar

¿Es democrática la revolución digital? La tertulia de Europa en suma con José María Lassalle, escritor y exsecretrario de Estado de Cultura.

049b38b8a82f3b09533ca2fd2041285fHoy, subimos al coche, nos saluda en cualquiera de las lenguas del mundo, desde el urdu al bengalí pasando por el arameo, le damos las indicaciones por voz, nos lleva a nuestro destino y hasta nos busca aparcamiento. Crece la inteligencia artificial, nos dicen, pero retrocede en paralelo la analógica, según estudios recientes. Utilizamos las manos cada vez menos. Como el coche ya circula prácticamente de manera autónoma, tenemos más tiempo para tocarnos las narices en el semáforo. Y en la vida cotidiana. En realidad, estamos ante una sociedad que nos toca bastante las narices. Hemos pasado del estado de bienestar al de malestar. Todos son quejas.

“Los problemas de la Unión Europea se han abordado mal”

Hablamos con Joaquín Almunia sobre los grandes y y complejos desafíos que afronta el proyecto europeo

E 2Las imágenes de los representantes británicos abandonando sus escaños en el Parlamento Europeo el pasado 29 de enero,  y diciendo adiós a su trabajo y a la presencia de su país en la cámara, fueron vistas con un inevitable sentimiento tristeza por cualquier europeísta con sensibilidad.  Y eso que hacía ya meses que, pese a los deseos y las esperanzas de muchos, la marcha del Reino Unido se consideraba irrevocable: mucho antes incluso de que las elecciones casi navideñas le dieran a Boris Johnson una victoria abrumadora y previsible.

Ahora coincidiendo con la negociación (frenética, por falta material de tiempo, y tremendamente compleja) sobre las relaciones entre Gran Bretaña y la UE en la nueva situación, se abre para la Europa de los 27 una etapa de consolidación de lo alcanzado y de búsqueda de respuestas a los cambios radicales y a los múltiples retos que plantea el futuro inmediato. Los nuevos gestores de los órganos de poder de la Unión, especialmente la nueva Comisión y el Parlamento Europeo, parecen poner muchas esperanzas en la llamada Conferencia sobre el Futuro de Europa, que debe abrirse oficialmente en junio próximo en Dubrovnik, aún bajo la presidencia semestral de Croacia, y que se prevé que se prolongue dos años. Para los trabajos de esa conferencia, se quiere “dar voz a los europeos”  y  “juntar en pie de igualdad a las instituciones y a los ciudadanos, con una presencia importante de los jóvenes y la sociedad civil”.

¿Brexit o no Brexit? Sorry, we are british

La tertulia de Europa en suma sobre el proceloso proceso de salida del Reino Unido de la Unión, con David Mathieson, que fuera asesor del gobierno de Tony Blair.

7b6a80e6 boris johnson police calledSe iban a ir pero no se iban; se van a ir pero no se sabe ni cómo ni cuándo. Los británicos hacen realidad su dicho: el continente, la Unión, está aislado por la niebla que nos meten ellos.

El diario The Guardian analiza en un artículo esta década que termina, que no tiene nada de prodigiosa, y afirma: estamos en la crisis perpetua, se han abierto muchas incertidumbres y no se ha cerrado ninguna.

Desde hace años, al abrir los periódicos, sea en papel o en los digitales, nos encontramos de manera machacona dos procesos que han superado todos los límites del fárrago y de lo inteligible: el Brexit y el procés.

Coalición: España ensaya una fórmula de gobierno habitual en la Unión Europea.

La tertulia de Europa en suma con Diego López Garrido, ex Secretario de Estado para la Unión

DSC 6813En la Unión, dice López Garrido, hay al menos 18 países con gobiernos de coalición, es una fórmula habitual en nuestro entorno. Incluso en Francia, donde a pesar del tono napoleónico de Macron, hay cinco partidos tras el presidente.

Pero la forma de gobierno, puntualiza, no es relevante para la política, porque hay una serie de normas que vienen dictadas por la Unión: cumplir con el euro, la libre circulación de personas y mercancías, o la independencia del poder judicial que está en discusión en Hungría y Polonia.

Y el gobierno que se forme, añade, tiene que tener en cuenta que apenas hemos salido de la crisis y hemos  entrado en una fase de enfriamiento de la economía.

Por nuestra parte, constatamos que la socialdemocracia no ha sabido dar respuesta a la globalización y ha apostado por políticas de austeridad. El gran consenso europeo de la segunda mitad del siglo XIX se ha resquebrajado y tenemos pulsiones no solidarias, como la que representa el grupo de Visegrado.

TOP