CARTEL COLOQUIO DIA25b

El ex presidente pide un “pacto” para recuperar influencia en el escenario global, por S. Colado

elplural

Felipe González cree “decepcionante” la respuesta de Europa a la crisis y reclama más “coordinación” e “iniciativa”

El actual presidente del “Comité de Sabios” de la UE, Felipe González, ha abogado por “más Europa” y por el reforzamiento de las políticas coordinadas en diferentes frentes y también a la hora de abordar la crisis, ya que hasta ahora no ha existido una “política común” en la Unión ni en la adopción de“medidas anticíclicas” ni en las propuestas sobre reformas “regulatorias” del sistema financiero. El ex presidente socialista realizó estas reflexiones en el marco de la presentación de Europa en suma, una puesta en marcha por profesionales del periodismo que pretende acercar las instituciones de la UE a los ciudadanos.

El ex presidente reflexionó ampliamente sobre los retos del continente, alertando de que “Europa está distraída desde hace 20 años”, ya que aunque ha constituido “un modelo exitoso” en cuanto a desarrollo industrial y derechos, a partir de 1989 el mundo y la sociedad han cambiado con rapidez. Con la caída del Muro de Berlín, el fin de los bloques ideológicos y la revolución tecnológica, los movimientos financieros a escala global crecieron enormemente.

González ve en la UE «más confusión que liderazgo», por G.L.A.

logoPubli

 

Felipe González, que preside el comité de sabios que diseña el futuro de la Unión Europea, opina que en la actualidad “hay más confusión que liderazgo” y que, para superar esta situación, bastaría con que se restableciera un núcleo de “cuatro o cinco líderes” que actuaran como motor.

Así lo afirmó ayer en la puesta de largo de la asociación "Europa en suma", donde alertó sobre la necesidad de que los países miembros aborden con urgencia “un pacto social, económico y político” so pena de que a la recesión le sigan “diez años por el fango”, como ocurrió en su momento con Japón.

El ex presidente del gobierno censuró que la UE sea “un puñetero reino de taifas” en materias claves como la política energética o la de seguridad, en un momento en el que, paradójicamente, “si no existiera estaríamos haciendo un esfuerzo por inventarla”. “No somos una potencia blanda, sino de plastilina”, sentenció.

González recordó que fue de la UE la iniciativa de reunir en Washington al G-20 para afrontar la crisis, “pero no hemos conseguido tener una política común ni en los aspectos cíclicos ni en los regulatorios”, que juzgó “imprescindible”. A su criterio, propuestas como suprimir los paraísos fiscales, que ha promovido Zapatero, son “irrelevantes” para la recuperación económica.

También se mostró muy crítico con la respuesta de la UE a la petición de Obama de destinar más fondos a los planes de estímulo, que calificó de “relativamente decepcionante” y abogó por una voz europea única en el G-20.

logoABC

 

«¿A quién llamo para que responda Europa?». El viejo chiste de Henry Kissinger, ex secretario de Estado de los EE.UU., sigue siendo verdad muchos años después, según ha dicho hoy Felipe González en Madrid, en su conferencia “Los retos de Europa y el acercamiento de las instituciones a los ciudadanos”. La voz auténtica común de Bruselas tendría consecuencias. Por ejemplo, no se dejaría tirados a unos países a los que se les corta el gas, aunque a otros les llegara. Felipe aludía a lo que ocurrió este invierno con la medida rusa de cerrar la espita.

En la sede de las Instituciones Europeas en España, en el madrileño Paseo de la Castellana, el ex presidente del Gobierno español se quejó de lo poco que se había avanzado en la política exterior y de defensa común. Con otro chiste (“Sois tan pocos, ¿por qué no os ponéis de acuerdo”, le dijo Deng Xiaoping) puso de relieve que la Unión Europea estaba perdiendo influencia precisamente porque cada uno iba por su lado. El error era doblemente peligroso, ya que los problemas eran globales. “El esfuerzo de EE.UU. es tres veces superior al de Europa”, afirmó.

Agencia EFE

Ag-EFE

 

 

Así lo ha planteado en una conferencia sobre "Los retos de Europa y el acercamiento de las instituciones a los ciudadanos" con motivo de la presentación de la asociación "Europa en suma", surgida por iniciativa de un grupo de profesionales de la comunicación y la Universidad, para trabajar por la Europa de los ciudadanos.

González, actual presidente del "Comité de Sabios" de la UE, ha resaltado que este pacto debería incluir un primer paquete de medidas anticíclicas y una reforma del sistema financiero.

El pacto, a juicio de González, también debería abordar una "revisión de la agenda de Lisboa" para hacer frente a la pérdida de la competitividad, a las rigideces del sistema y al retraso relativo en la incorporación a la sociedad del conocimiento.

González ha estimado además que el pacto tendría que propiciar "una verdadera revolución energética" en Europa para responder al desafío del cambio climático.

En su intervención, González ha asegurado que si no existiera Europa, habría que inventarla y algunos de los Veintisiete Estados miembros estarían buscando espacios comunes de colaboración para hacer frente a los retos actuales.

TOP