CARTEL COLOQUIO DIA25b

La Unión Europea avanza, a pesar de que la conferencia sobre el futuro de Europa cada vez nos preocupa más

Futuro De Europa.1

 

El próximo 9 de mayo, por fin se inicia la Conferencia sobre el Futuro de Europa. Está claro quiénes van como representantes de las instituciones o al menos la composición de su representación, es decir, 273 miembros, pero, por otro lado, no está nada clara la representación de la sociedad civil y los ciudadanos. Hay que recordar, una vez más, que el objetivo de la Conferencia era escuchar y trabajar con los ciudadanos y la sociedad civil con objeto de hacer nuevas propuestas para acercar Europa a los ciudadanos y mejorar la Unión. Esperemos que esta situación se corrija, si no es así la Conferencia no tiene sentido.

Lo que se sabe de la composición de la Conferencia es la parte institucional y ésta está compuesta de representantes del Parlamento Europeo (108), de los parlamentos nacionales (108), del Consejo (54) y de la Comisión (3).

Esta estructura es prácticamente la misma que la composición que tendría la Convención Europea si se iniciase la reforma del Tratado en la aplicación del artículo 48 del Tratado de la Unión Europea. Por ello, esta estructura no tiene sentido, y de no corregirse es mejor que no se convoque. La decisión de la composición definitiva va a depender del próximo Consejo Ejecutivo de la CoFoE del 21 de abril, el cual está compuesto, a su vez, por representantes del Parlamento, Consejo y Comisión, y algunos observadores. Tampoco existe en ella representación de los ciudadanos o de la sociedad civil.

A pesar de esta situación poco clara, la Unión Europea sigue avanzando a buen ritmo, pese a las criticas excesivas que seguimos oyendo, de forma continuada, en los medios de comunicación. En estas líneas queremos resaltar las nuevas perspectivas en la aplicación de la Estrategia de Vacunación conjunta, la importancia de las Cumbres que se han celebrado y las que se van a celebrar las próximas semanas. Y, también, un recuerdo al Año Europeo del Tren, que está pasando completamente desapercibido y que, sin embargo, tiene enorme importancia, especialmente para los jóvenes.

A pesar de que ha habido algunas dificultades en la aplicación de la Estrategia común en torno a la vacunación, por problemas de suministros de algunas de las principales empresas farmacéuticas de vacunas, la aplicación del plan comienza a conseguir una cierta solvencia, habiéndose vacunado ya 100 millones de europeos, es decir, más del 25%; cifra similar a los 11 millones de personas vacunadas en España. Se esta incrementando día a día el suministro de vacunas, lo que aumentará, consecuentemente, la vacunación. Es sorprendente la gran cantidad de información negativa respecto a la inmunización en la Unión Europea cuando, sin embargo, es la primera vez que se realiza una distribución de esta magnitud a nivel europeo y que empieza a dar sus resultados; teniendo, además, en cuenta la dificultad que tiene esta aplicación.

Las últimas noticias de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien el jueves recibió la primera dosis de la vacuna, señalan que en las próximas semanas se van a recibir 50 millones de dosis de Pfizer, de los cuales España va a recibir 5 millones, lo que aclara, un poco, el calendario futuro. De esta manera, seguimos pensando que se va a cumplir el calendario previsto para vacunar al 70% de los europeos antes de que finalice el verano, lo cual seria un auténtico éxito.

Durante las próximas semanas, la Unión Europea va a seguir liderando, como ya lo ha comenzado a hacer desde el mes de marzo, importantes cumbres internacionales. Así, hace unos días se celebró la Cumbre de Bruselas sobre Siria a la que asistieron los primeros ministros y donde se tomaron decisiones importantes en materia de ayuda humanitaria, y donde por vez primera, participaba la sociedad civil siria. La semana pasada, organizada por Portugal, tuvo lugar la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad. Igualmente, la próxima semana se celebrará en Andorra la Cumbre Iberoamericana, que si bien es para los países iberoamericanos también tendrá una repercusión para la Unión.

Durante el mes de mayo se espera la celebración presencial de la Cumbre de Oporto sobre el Modelo Social (día 7) donde participarán los primeros ministros y la comisaria portuguesa de Cohesión Social. A lo largo de la Cumbre se plantearán distintos avances en materia de política social, de cohesión y de nuevas directivas en materia de condiciones laborales. En ese mismo fin de semana, en Lisboa se celebrará la Cumbre UE-India que suele convocarse cada dos años y que en esta ocasión tiene un especial significado debido al realineamiento que se está produciendo en Asía-Pacífico.

Unas semanas después se celebrará la importante Cumbre sobre Salud en Roma convocada por el G20 que en la actualidad preside Italia, donde van a participar los principales actores de la sociedad internacional, y se espera que se tomen medidas decisivas a nivel mundial para la lucha contra la pandemia.

Montesquieu recordaba que los países europeos con grandes ríos eran Estados federales y, sin embargo, los que no lo eran se convertían en Estados unitarios. Mi maestro, el profesor Antonio Truyol, gran amante del ferrocarril, solía referirse a esta cuestión señalando que el tren estaba jugando el papel de los ríos, y afirmaba que, gracias a él, Europa se estaba federando de manera paulatina. Ese recuerdo era hace 30 años, ahora el tren se ha desarrollado más y el Año Europeo del Tren trata de impulsar, precisamente, este sistema de comunicación sostenible, compatible con la política de lucha contra el cambio climático; y que, además, puede servir para federar Europa.

La Comisión Europea, al estrenar el Año Europeo del Tren, trata de revalorizar este medio de transporte que es típicamente europeo, pero que, sin embargo, solo emplean el 6% de los viajeros europeos. Con el objetivo de incrementar el número de viajeros y el transporte de mercancías la Comisión ha puesto sobre la mesa dos grandes propuestas: la primera de ellas económica, que parte de invertir 18 millones de euros en la creación de nuevas vías férreas que supondrían 253 kilómetros nuevos. La segunda idea es la realización de un viaje en tren que se iniciará en el mes de septiembre y que recorrerá, con más de 40 paradas, las principales capitales europeas.

El tren es el medio ideal para los jóvenes, ya que muchos han descubierto Europa gracias al Interrail y, en un momento como el presente, en que en unos meses se va a poder viajar con menos restricciones a través de la geografía europea, es imprescindible potenciar su uso y, posiblemente, sea necesario un presupuesto más amplio para el mismo, como el que esperemos que se aplique a través del Plan de Recuperación, donde también parece que va a haber partidas con este fin.

Terminamos estas líneas con preocupación sobre la Conferencia sobre el Futuro de Europa. Sería una pena que en un momento decisivo para la Unión Europea y para el mundo, en que se están dando relevantes pasos positivos, ésta no cumpliera los objetivos previstos y deseados para la CoFoE al no convocar, de forma clara y pública, a los ciudadanos y la sociedad civil y, con ello, poder trabajar, en pie de igualdad, los representantes de las instituciones y la sociedad civil y los ciudadanos por el futuro de la Unión Europea más próspera, solidaria y democrática.

 

Madrid, 16 de abril de 2021

Francisco Aldecoa Luzárraga Presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo Miembro de la Junta directiva del European Movement International Catedrático de Relaciones Internacionales en la UCM

Pinit Fg En Rect Red 20
TOP