CARTEL COLOQUIO DIA25b

De cómo Trump sigue una página nazi de manual

Publicado originalmente en Periodistas-es.com

«En 1933, cuando los nazis incendiaron el Reichstag alemán, culparon a los comunistas. Eso dio paso al decreto que concedió a Hitler poderes dictatoriales y despejó el camino al nacimiento del Tercer Reich», nos ha recordado un amigo estadounidense, profesor de historia en un centro de enseñanza de Illinois.

Para añadir a continuación que cuando la máquina de propaganda trumpista culpa al movimiento Antifa (extrema izquierda) para desviar su propia responsabilidad, «está sacándolo de la página de un manual nazi».

En la práctica, ya sabemos lo que dicen las siguientes páginas de ese manual. Tras el incendio del Reichstag, Adolf Hitler ordenó la persecución no sólo de los judíos en su conjunto, sino de todos sus oponentes políticos. El término «traidor» empezó a tener un amplio uso entre los nazis, incluso dentro de sus propias filas. También fue un pseudoargumento usado contra demócratas conservadores.

Trump puede estar acabado, no así su submundo

Publicado originalmente en Periodistas-es.com

Count me out, enough is enough ! », declaró Lindsey Graham en el debate que confirmó que Joe Biden será el próximo presidente de los Estados Unidos. Graham, senador republicano por Carolina del Sur, ha sido hasta ayer mismo un apoyo sólido de Donald Trump. Quizá esa frase describe bien cómo el asalto al Capitolio ha producido un rebote radical e inesperado entre quienes han seguido a Trump durante años, aunque sólo fuera por oportunismo político.

Si antes de la sesión del Congreso, y hasta que el recinto empezó a ser invadido por los partidarios de Trump, ya había mínimas dudas de que Biden confirmaría su elección, esas incógnitas ya no existían cuando la sesión se reanudó de madrugada. Eso quedó claro en  la frase de Graham (‘Que no cuenten conmigo, basta ya para siempre’). Surge ahí una marca, una frontera, que implica a determinados estamentos conservadores.

Pos-Brexit: de la convivencia a la conllevanza

Publicado originalmente en Atalayar.com.

Divorcio consumado. Reino Unido y la Unión Europea, que ya no dormían juntos desde que el 52% de los que votaron en el referéndum de 2016 ganaron la partida, han decidido separar sus caminos desde las cero horas del 1 de enero de 2021. ¿Definitivamente? Eso es imposible. La geografía no cambia, de modo que las casas británica y europea seguirán adosadas por más barreras que se hayan impuesto mutuamente en las estipulaciones económicas de su acuerdo de divorcio.

Fue nuestro insigne filósofo, José Ortega y Gasset, el que acuñó el término “conllevanza” para describir la posible mejor relación de Cataluña con el resto de España, una vez descartada la imposible independencia. Puede ser también adecuado para enmarcar la que en adelante seguirá uniendo a la UE con el primero de sus miembros, y no precisamente menor en tamaño e importancia, que ha decidido abandonar el hogar común.

Thomas Piketty: “Es hora de que la UE avance con más fuerza y a grandes pasos con un grupo pequeño de países”

Publicado originalmente en Voxeurop.eu

El economista francés considera que ya ha llegado la hora de superar los bloqueos actuales de la UE parcialmente causados por la regla de la unanimidad, y esto con una cabeza de puente. Todo dependerá de la capacidad de la Unión Europea para retomar grandes y necesarias aspiraciones sociales y políticas.

Traducido por Gloriana Salazar

TOP