CARTEL COLOQUIO DIA25b

Que Europa deje de ser acreedora de sí misma

Publicado originalmente en Mundiario.com.

Un manifiesto sugestivo, razonable y creativo propone que los Estados devuelvan su deuda con inversiones en progreso social, medioambiental y formativo.

Muy significativa la respuesta en tromba de De Guindos (ya conocemos su ideología) y de la cúpula del BCE ante el manifiesto de los cien economistas de diversos países europeos en el que proponen la condonación de ese 25% de la deuda pública europea que está en manos precisamente de Europa. Es decir: Europa acreedora de sí misma, mientras los Estados miembros aparecen lastrados ante la confianza financiera internacional. Consecuentemente proponen una condonación de esa deuda interna, o la transformación en una deuda perpetua sin intereses.

Declaración de los jóvenes del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo

Una necesaria y fundamentada participación de los jóvenes en la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE).

 

1. Lamentamos profundamente que el Parlamento Europeo se esté planteando separar la participación de la ciudadanía europea del seno de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE) en las llamadas “Ágoras” ciudadanas.

2. Recordamos que la concepción de la iniciativa de celebrar la Conferencia sobre el Futuro de Europa no era celebrar una Convención Europea. La principal y relevante diferencia entre la Conferencia y la Convención es justamente la participación de la sociedad civil, y de los jóvenes, en pie de igualdad con el resto de instituciones; ya que la participación en la Convención está reservada solo a las instituciones europeas y nacionales tal y como regulan los Tratados. Por ello no podemos replicar el mismo sistema a la Conferencia cuando el principal objetivo es dar voz a los ciudadanos europeos.

Llamamiento a los ciudadanos y líderes de la Unión para un poder democrático europeo

Publicado originalmente en Voxeurop.eu. Traducido por Pedro Andueza González

Los europeos tenemos la oportunidad de conseguir que la UE sea la primera potencia democrática multinacional, abierta y multilingüe construida por sus ciudadanos.

Aprovechemos esta oportunidad.

La crisis del coronavirus ha servido para recordarnos la naturaleza efímera de nuestras vidas y lo predefinido que está nuestro destino.

La crisis ha destacado la importancia de Europa en un nuevo mundo diverso y la necesidad de estar unidos para superar los desafíos ecológicos, económicos, sociales, sanitarios y de seguridad a los que se enfrenta la sociedad. Además, esta crisis ha demostrado que nuestro modelo económico y social es único.

OPORTUNIDAD PARA EUROPA EN 2021, SI CONTINÚA Y APLICA LOS AVANCES FEDERALES DEL 2020

Cuando comienza un nuevo año parece que es el momento de analizar lo que va a ocurrir, en este caso en Europa y en el mundo. Siempre es difícil acertar sobre las perspectivas del año venidero, solo hay que recordar lo que ocurrió en 2020 ya que nadie estaba en la hipótesis de la pandemia, ni en la reacción formidable que se produjo en Europa, dando un salto federal a pesar de que en el resto del mundo había un debilitamiento del multilateralismo. En todo caso hay que recordar que en el editorial del mes de enero del año pasado ya decíamos que la situación internacional del año 2020 demandaba “más Europa”, y así se ha cumplido.

En estas líneas parto de la hipótesis de que el año 2021 a nivel mundial será muy preocupante, especialmente como consecuencia de la expansión del covid-19 que se encuentra completamente descontrolado, con casi 100 millones de infectados y dos millones de fallecidos. Pero lo peor es que cada vez crecen más estas cifras. A día de hoy, 10 de enero de 2021, hay un millón de infectados al día y más de 15 mil fallecidos diarios. Si no se consigue controlar el crecimiento serán 300 ó 400 millones de infectados y podrá llegar a cerca de 10 millones de fallecidos a lo largo de 2021.

TOP