To Federate Or Not To Federate

There are no robust arguments to skip federalism, argues Ambassador Jose A. Zorrilla. A federal Europe does not imply that states will lose their identity, but would save the continent from its crumbling nation states. Publicado originalmente en politicalinsights.org

european flagThe whole story of the federation in Europe is kind of puzzling. Many people believe their countries would disappear if we go this way. I remember having read that no less than in Houllebecq, of all writers. But it is not true. Would the Germans stop having their Oktoberfest or speaking their fifty something dialects if, say, their professional soldiers were under European command? It seems as if anything happening inside a nation state is ethnic and common but that is not true. States do contain a lot of ethnic values, but not all of them are national. Try to order a Bordeaux wine in Burgundy or a paella in the Basque country- if you survive let me know. Sometimes to be ethnic and non-national is even compulsory inside a nation state. You can´t sell French or Italian wine. It has to be Sancerre or Chianti or bear the name of any other region; no politics involved. There is nothing more contrary to the European values than ethnic nationalism. And yet, no need to have ethnic spaces as enemies of the European Union- we already have the states.

There is a lot of confusion around the idea of state in a continent. A state is the new modernity of the old polities brought about by the French Revolution. Before that event, loyalty did not go to the people but to the King. No needed to be a national to fight for King and country. Remember Velazquez’s Surrender of Breda; the general receiving the keys of the city happens to be Italian. Richelieu ruled in Odessa, stormed and conquered by the Spanish General de las Rivas. We could go on and on. Then came the Bastille Day and nobility ceased to be of the essence. National origin took over. Some polities did not survive the national onslaught, like Austria and Hungary, for that principle broke the back of the Empire. Their intellectuals knew only too well the bleak future that nationalism was to bring home. If they respected the principle of nationalities the Empire would explode. If they did not, there would be war leading to a loss of nationality. And so, after World War I and President Wilson, nation states took over Empires in Central Europe with a vengeance. If the desire of Bosnia to join Yugoslavia caused 10 million dead, the vagaries of the different “national” minorities in Central Europe caused around 50 million after having brought havoc to the heart of the continent in no less than six mini wars. It seems that finally, after the Second World War, states came to accept that cooperation was better than hostility. In Western Europe the Common Market was under the protectorate of the US. In Eastern Europe the system of security took the form of Russian (oops!, Soviet), occupation. Not to be proud of any of the two alternatives, to be honest. Europe is still waiting to recover.

Publicidad, Propaganda Y Noticias Falsas

Fakenews1Hace 120 años, el 15 de febrero de 1898, el acorazado de segunda clase de la flota de Estados Unidos Maine sufrió una explosión mientras se encontraba en el puerto de La Habana, capital de la entonces española isla caribeña de Cuba. Este incidente fue el objeto del empeoramiento de las relaciones entre EEUU y España, que ya eran tensas desde los tiempos de John Quincy Adams, quien fuera el 6º presidente, de 1825 a 1829, y que propuso la compra de la Isla a la Corona española. La muerte de 260 marinos norteamericanos en lo que posteriormente se demostró haber sido un accidente debido a una explosión interna del buque fue utilizado por el magnate de la prensa sensacionalista, William Randolph Hearst, para avivar la confrontación entre ambos países y alentar el inicio de la guerra hispano-norteamericana.

Era la primera vez en la historia moderna que un medio de comunicación utilizaba como excusa, y también como provocación, para que EEUU iniciara una guerra de agresión contra otro país. El jueves 17 de febrero el periódico New York Journal de Hearst publicó: “Destruction of the war ship Maine was the work of an enemy” (La destrucción del acorazado Maine es obra del enemigo). En competencia con el monstruo de la prensa estaba Joseph Pulitzer con su New York World, que publicó el mismo día que “la explosión del Maine fue causada por una bomba o un torpedo”. Sin ninguna investigación de los hechos y tras numerosas noticias falsas acusando al gobierno español de asesinar a la población de la Isla, el presidente William Mckinley declaró la guerra a España el 25 de abril de 1898, que condujo a la derrota y pérdida de las colonias en el Caribe y en el Pacífico. McKinley era el mismo presidente que, poco después, participó en otra guerra de agresión junto a otros países europeos contra China en 1900, en la llamada 'guerra de los boxers'.

Unión Europea: primer paso hacia la protección de los alertadores

alertadores UETras años de presión, sobre todo por parte de la sociedad civil, y en especial de los sindicatos y asociaciones de periodistas, la Comisión Europea ha publicado una propuesta de directiva para proteger a los denunciantes o alertadores de asuntos de corrupción.

Hablamos de denunciantes que –especialmente- nos indican los manejos de quienes se enriquecen mediante negocios ilícitos y delitos financieros. Y no hay que olvidar que hay una correlación evidente entre el aumento de los índices de pobreza, por un lado, y el enriquecimiento ilícito y la corrupción por otro.

Así que hay que estimar ese primer paso hacia la aprobación de una directiva comunitaria que ampare a los “lanceurs d’alerte” (como se dice en francés) o “whistleblowers” (en inglés). Hasta ahora, muchos de esos denunciantes de la corrupción sufren represalias legales e intimidación de varias clases en estados que consideramos democráticos. Así lo dice un comunicado reciente de la Federación Europea de Periodistas. La fragilidad legal de gente como Hervé Falciani, refugiado en España y a quien detuvieron de nuevo el otro día, es un buen ejemplo.

Europa en la escuela alcanza su quinta edición

IMG 20180419 WA0003El programa EUROPA EN LA ESCUELA, una idea de EuropaEnSuma que promovemos conjuntamente con JEF y el Movimiento Europeo, alcanza ya su quinta edición. Miles de alumnos de cuarta de ESO y 1º de Bachiller de toda España participan en estas jornadas donde explicamos la idea de Europa, debatimos asuntos de actualidad que conciernen a los jóvenes y recogemos sus propuestas, críticas o sugerencias sobre el funcionamiento de la Unión.

Y son muchas las tarjetas que hemos podido recoger con sus comentarios. Una excelente muestra para analizar las preocupaciones de nuestros escolares y atisbar hasta qué punto ha calado el europeísmo en sus conciencias.

TOP