La crisis del Gobierno alemán por el desafío migratorio sacude los cimientos de la UE

Crisis del Gobierno alemanAngela Merkel ha aparcado la crisis del Gobierno alemán pero ha renunciado, al igual que la propia Unión Europea, a los grandes valores de solidaridad, respeto y dignidad. El desafío migratorio ha afectado a los cimientos comunitarios y está lejos de resolverse. 

La canciller germana, Angela Merkel, ha salvado in extremis su coalición de Gobierno, sin que quepa concluir no obstante que las heridas se hayan cerrado y que la crisis del Gobierno alemán no vuelva a abrirse ante cualquier incidente. Su Ejecutivo, como la propia Unión Europea (UE), sigue sin resolver el desafío más importante: el de la masiva llegada de inmigrantes y refugiados, que huyen tanto de las guerras económicas como de las bombas que aniquilan sus tierras y medios de vida.

La ficción triunfa en Alemania

f 4Lo leen los periodistas una y otra vez, al derecho y al revés, y eso que el idioma alemán es muy preciso, sobre todo en cuestiones jurídicas. Pues nada, no entienden nada.

La canciller Angela Merkel y su ministro del Interior, Horst Seehofer, dirigente de la rama bávara de la democracia cristiana, llegan a un acuerdo y salvan la crisis de gobierno que amenazaba con poner fin a la carrera, ya cuesta abajo, de la dirigente que llegó del Este.

Seehofer quería poder expulsar a los inmigrantes o refugiados que lleguen a Alemania procedentes de otro país en donde hubieran solicitado asilo, el primer punto de la Unión que hubieran pisado, como mandan los acuerdos de Dublín.

NO ES UNA CRISIS MIGRATORIA, ES UNA CRISIS POLÍTICA

El flujo de migrantes hacia la UE se ha reducido en un 96% desde el pico de la crisis. ¿Qué ha ocurrido para que esta vez se haya roto el tablero? Sencillamente porque no es una crisis migratoria, es una crisis política. Lo que está en cuestión es el proyecto, hay dos maneras de entender el proceso de construcción europea y se van a ir explicitando en cada uno de los temas de calado de la agenda.

migracionY lo hemos visto ahora crudamente con la política de inmigración y asilo. El acuerdo de la pasada cumbre, por llamarlo de alguna manera, salva la cara los líderes más antieuropeos de Italia o el grupo de Visegrado, sin perder de vista a Holanda, Austria o Dinamarca.  Lo que quieran o puedan hacer será siempre voluntario. Ellos son, sin duda, triunfadores y vuelven a casa entre vítores.

Los pesos pesados de los 27 (y ahí incluyo también a España, que ha empezado a recuperar el protagonismo perdido en Europa) pueden sacar pecho porque se ha podido vender un acuerdo de ámbito europeo. Como siempre. Aunque a veces es sólo un acuerdo para acordar. Hasta ahí, todos contentos. Pero no hemos hecho gran cosa: dinero a cambio de plataformas de recepción en países de primera acogida, europeos, y posterior reparto –y aquí está el quid de la cuestión- voluntario.

La nueva directiva sobre derechos de autor: preguntas y respuestas

derechosLa Comisión Europea propuso una reforma de la normativa sobre derechos de autor el 14 de septiembre de 2016. En la Directiva propuesta se actualiza el conjunto existente de normas sobre derechos de autor para adecuarlas a un mercado único digital que funcione correctamente.

 

1. ¿Qué propone la Comisión en la nueva Directiva sobre derechos de autor?

La reforma de derechos de autor se centra en tres objetivos principales:

  • Facilitar a los ciudadanos un mayor número de accesos transfronterizos a contenidos en línea protegidos por derechos de autor.
  • Ampliar las oportunidades para utilizar material protegido por derechos de autor en la educación, la investigación, el patrimonio cultural y para las personas con discapacidad (a través de las llamadas "excepciones").
  • Establecer normas justas para un mejor funcionamiento del mercado de derechos de autor, con objeto de fomentar la creación de contenidos de alta calidad.
    La propuesta de la Comisión Europea es equilibrada y pone un gran énfasis tanto en la libertad de expresión, como en la defensa de los intereses de los creadores, con el objetivo de crear unas condiciones de mercado más equitativas y sostenibles para las industrias creativas y la prensa, sin perjuicio del desarrollo de las plataformas en línea (7000 de las cuales son europeas).
TOP